Todos tenemos algo que ofrecer en este mundo, hay quienes ofrecen servicios, soluciones, productos, experiencias, etc. Todo esto funciona debido a algo conocido como oferta y demanda, esto es tan sencillo como: ¿Qué necesitas? Alguien debe tenerlo, ¿Es realmente necesario? ¿Puede sustituirse? y ¿Cuánto estás dispuesto a pagar por eso?

 

Resolviendo cada una de estas interrogantes, es cuando llegamos a una decisión de compra, misma que está generando, lógicamente, una venta. Esto, básicamente es una transacción, regida por la oferta y la demanda.

 

proveedoresminera_principal

 

Ahora que ya vimos que todos tenemos algo que ofrecer al mundo, vayamos directamente a lo que nos atañe: «La industria»

 

Dentro de la industria también existe oferta y demanda, en una media exponencialmente mayor a la que utilizamos en el ejemplo citado al principio de esta nota, pero es básicamente lo mismo.
Una empresa, para poder funcionar, necesita de suministros, llámense materias primas o servicios esenciales para cumplir el objetivo de la industria.

 

principal_proveedores

 

Para que una empresa pueda lograr este objetivo por la cual existe, es necesario que cubra sus necesidades primarias y es ahí cuando entran las comercializadoras.

 

Las comercializadoras son, generalmente, empresas dedicadas a la distribución de insumos, suministros o proveeduría de algún servicio o producto.

 

servicios-mysuiteadminplus

 

Estos insumos son los que hacen funcionar a las industrias, por eso es que hay tantas y de tan diversos sectores.

 

Este tema es como una cadena. Siempre habrán necesidades que cubrir, nuevas empresas a las cuales surtir y por lo tanto nuevas comercilizadoras seguirán surgiendo.